Inicio / INTERNACIONALES / Gigantes de Wall Street le piden más dinero al FMI para Argentina: quieren salir pero dicen que esperan

Gigantes de Wall Street le piden más dinero al FMI para Argentina: quieren salir pero dicen que esperan

Los principales tenedores de deuda de la Argentina salieron a sembrar dudas con respecto al rumbo del país y piden mayores desembolsos y una ampliación del acuerdo con el FMI. En las últimas horas, se desmintió que la Argentina le haya pedido una línea de crédito al Tesoro de EE.UU.

Si el tiempo es dinero, cuando se tiene poco tiempo, marginalmente, esos minutos valen más. Las últimas horas le dieron un respiro a la asfixiante y frenética dinámica local. Como suele suceder en estos casos, el azar pareció combinarse. Por un lado, el escenario internacional de los mercados financieros le puso freno -al menos por unas horas- a la sangría de capitales de las plazas financieras emergentes e incluso en Wall Street los grandes fondos de inversión parecieron prestar atención a tomar las ganancias de sectores como el tecnológico antes que seguir migrando posiciones periféricas.

Pero dos gestiones compraron tiempo al Gobierno. Por un lado, las reuniones del ministro Dujovne en Washington con Christine Lagarde parecieron ganar volumen político con el correr de las horas. Por otro, y quizás más importante, un rumor que fue desmentido oficialmente hace algunos minutos, sembró la duda a raíz de la potencial existencia de negociaciones entre Argentina y el Tesoro de los Estados Unidos para obtener un crédito contingente de ese país. Esas negociaciones, dijeron en un comunicado, sólo se hicieron para acelerar los tiempos de los burócratas del FMI a los fines de poder dar detalles del nuevo acuerdo.

Pero donde habrá que mirar con atención es en las palabras de los principales referentes de los fondos de inversión, que en las últimas horas salieron a escena y sumaron presión para que la Argentina gestione nuevos desembolsos del FMI o el Tesoro de EEUU. Mohamed El-Erian, uno de los máximos gurúes financieros globales y cabeza del fondo Allianz (que tiene al menos cuatro mil millones de dólares en bonos de la Argentina) sostuvo que la situación económica argentina va a empeorar y que, por esa razón, el FMI debe ampliar el programa de asistencia. “Siempre que sea lo suficientemente grande, ese tipo de financiamiento incrementado del FMI podría servir como el muy necesario interruptor automático a través de sus efectos directos e indirectos. Inmediatamente reduciría la cantidad de capital extranjero que Argentina necesita para obtener de otras fuentes. Y mejoraría las perspectivas de llegada de capital privado adicional, incluidos los inversores que están marginados”, dijo el ex Pimco.

Como él, la gente de Blackrock, un fondo que tiene más de cinco mil millones de dólares de la Argentina, sostuvo que las presiones continuarán sobre los mercados emergentes (es decir, ellos van a continuar presionando a la deuda de esos países). Wei Li, jefe de estrategia de Blackrock dijo refiriéndose a Turquía que “todavía hay escepticismo en torno a la posibilidad de que las autoridades tomen medidas necesarias para abordar los problemas del país” y que los inversores “deberán prepararse para otros episodios de volatilidad”. También se supo que la banca Credit Suisse dio a conocer un informe mediante la agencia Bloomberg mostrando su decepción por los cambios realizados por el Gobierno y la continuidad del jefe de Gabinete Marcos Peña.

En el mercado local miran con detenimiento la reacción de estos grandes inversores porque una decisión de venta de los títulos argentinos podría replicar en mayor volatilidad del mercado cambiario y una suba adicional del riesgo país. “Creemos que con las negociaciones en marcha la Argentina ha comprado tiempo, pero no mucho. El viernes deberían tenerse algunos detalles para poder llegar a la semana próxima sin mayores sobresaltos”, señalaron.

El-Erian sostuvo en una columna de Bloomberg que aún quedan muchos capitales por salir de la Argentina. Sin embargo, lo más preocupante para el Gobierno, es que las dudas también se cruzan con el programa de austeridad presentado por Macri hace algunas horas. En este sentido, el economista de Allianz se manifestó preocupado por “la combinación de más y excesiva austeridad e insuficientes reformas estructurales” en el plan de la Casa Rosada. “Estas medias podrían afectar al sector corporativo nacional con el colapso de la demanda, lo que agravaría, en lugar de aliviar, el impacto de la crisis monetaria en su capacidad de recaudar capital fresco y cumplir con las obligaciones de servicio de deuda”, sostuvo. Por otro lado, escribió que “a menos que sea cuidadosamente calculado, el regreso de los impuestos a las exportaciones podría socavar la capacidad del país de generar las divisas internacionales que necesita para limitar su déficit de financiamiento externo en momentos de condiciones financieras mundiales más difíciles para los mercados emergentes en general”.

Para los fondos, la duda que subyace es si políticamente, una mayor austeridad del Gobierno podría “erosionar aún más la popularidad de Macri” y socavar las perspectivas de ser reelecto el próximo año. “Esto aumentaría la probabilidad de que Argentina sea gobernada por un partido que esté mucho menos inclinado a adoptar respuestas de políticas convencionales, al FMI, a los acreedores externos y los inversores internacionales”.

Compruebe también

Elecciones en Brasil: desde el hospital, Jair Bolsonaro avaló otra vez la pena de muerte y dijo que nunca promovió el odio

El candidato ultraderechista a la presidencia de Brasil Jair Bolsonaro respaldó en las últimas horas …

Sobrevivió 48 días a la deriva adentro de una cabaña en el medio del mar

El joven de 19 años quedó atrapado cuando la estructura se desprendió y los fuertes …

Dejanos tu comentario